Aplicación de datos del mes: Respuesta de Emergencia

Mapa de una activación de la Carta Internacional del Espacio y Grandes Desastres. Imagen: CONAE.

Cuando un desastre sucede, la consciencia situacional resulta imperativa en la toma de decisiones en cuanto al apoyo en emergencias y reacción. Se necesita información sobre la magnitud del daño en la zona y la localización de la población afectada, junto con información logística como la ubicación de hospitales, rutas y puentes en buen estado y la infraestructura de la red de comunicación. Durante los días y semanas posteriores a la catástrofe, es necesario contar con información sobre las agencias internacionales y ONGs trabajando en el área, además de la distribución de recursos para garantizar que la ayuda llegue a aquellos que más la necesitan y de esa manera no duplicar los esfuerzos, malgastando tiempo valioso.  Los administradores de desastre y socorristas necesitan información precisa y rápida para entender y comunicar la situación a terceros sobre el terreno.

Contenido

1. ¿Para que se utiliza la informacion?

2. ¿Cómo se proporciona la información de respuesta de emergencia desde el espacio?

     2.1 Organizaciones involucradas en respuesta de emergencia satelital

     2.2 Respuesta de emergencia para asistir distintas catástrofes por medio de imágenes SAR, termales y ópticas

3. ¿Cómo puedo acceder a la información de respuesta de emergencia?

4. ¿Cómo se utiliza la información satelital ante una respuesta de emergencia?

      4.1 Uso de la Información satelital en la respuesta de emergencia

      4.2 Respuesta de emergencia a través de colaboración abierta (crowdsourcing)

1.     ¿Para que se utiliza la información? 

Generalmente, la situación en una zona de desastre es confusa, especialmente en áreas remotas afectadas o áreas que se encuentran inaccesibles como resultado del desastre. Esta situación puede ser aún más complicada a causa de sistemas de comunicación no funcionales, el colapso de los servicios nacionales y la dificultad para coordinar la gran cantidad de actores involucrados en actividades de respuesta. Existe un gran potencial en la aplicación de sistemas espaciales para evaluar los daños y la situación en el terreno en el periodo subsiguiente a un desastre natural y tecnológico.  En cuanto a las operaciones humanitarias de socorro, las imágenes de alta resolución y los mapas creados rápidamente se convirtieron en herramientas de apoyo importantes. Actualmente, los mapas satelitales y los sistemas de información geográfica se utilizan regularmente en la respuesta de emergencia y ayuda humanitaria, incluyendo logística, seguridad del personal, transporte y la instalación de redes de telecomunicación y campos de refugiados. 

La cartografía satelital de emergencia es la creación de mapas, productos de datos espaciales y geoinformación para proveer información sobre situaciones de crisis y conciencia situacional por medio de imágenes satelitales tomadas antes y después del acontecimiento.  Las imágenes previas a la catástrofe sirven como referencia para ser comparadas con las imágenes adquiridas justo antes del evento, y para crear mapas del área para las personas trabajando sobre el terreno. Además, pueden ser útiles para identificar otros agentes peligrosos causados por el desastre inicial, como desprendimientos de tierra a causa de un terremoto o erupciones volcánicas, o áreas en las cuales inundaciones prolongadas pueden provocar nuevos vectores epidemiológicos.  A mediano y largo plazo, es posible emplear imágenes satelitales para identificar campos de desplazados internos (IDP), refugiados temporales, y para llevar a cabo una evaluación exhaustiva de daños (tanto sobre la intensidad como el tipo de daño en el área), para asistir en un plan de recuperación y rehabilitación.

La información y los mapas satelitales pueden ser una herramienta objetiva en la evaluación del desastre, y definir la intensidad y el alcance de un agente peligroso más rápido que las investigaciones de campo.  Los sistemas satelitales y las técnicas de análisis de imágenes han evolucionado de tal manera que los instrumentos de observación terrestre pueden contribuir eficazmente a la administración de desastres tanto naturales como producidos por el hombre.

2.     ¿Cómo se proporciona la información de respuesta de emergencia desde el espacio? 

Los productos de datos para la respuesta de emergencia se pueden agrupar en tres áreas (según la definición de las reglas generales de cartografía de emergencia del IWG-SEM cf. www.iwg-sem.org):

  • Mapas previos al acontecimiento o mapas de referencia: El objetivo del mapa previo al acontecimiento es brindar rápidamente conocimiento sobre el territorio y los recursos antes de la emergencia. El contenido consiste de determinadas características topográficas del área afectada por el desastre, especialmente de los recursos expuestos y otro tipo de información disponible que pueda ayudar a los usuarios con tareas puntuales de manejo de crisis. El mapa de referencia se construye gracias a datos de referencia disponibles y de imágenes previas al acontecimiento, en el caso de encontrarse disponibles.  En el caso de no estar disponibles, el mapa de referencia se basará en datos de referencia, imágenes posteriores al acontecimiento e información complementaria de otras fuentes.
  • Mapas posteriores al acontecimiento incluyen mapas de impacto, delineación, clasificación y nivel de daño: Los mapas de delineación proporcionan una estimación del impacto y el alcance del evento, los cuales provienen directamente de las imágenes satelitales adquiridas inmediatamente después del evento de emergencia. En el caso de ser relevante, se pueden combinar con modelado digital y comparar con información de archivo de incidentes similares. Además, los mapas de nivel de daño ayudan a evaluar el nivel del mismo (y finalmente de su evolución). Estos mapas provienen directamente de imágenes satelitales adquiridas inmediatamente después del evento de emergencia. En el caso de ser relevante, se pueden combinar con modelado digital y comparar con información de archivo de incidentes similares. Los mapas de nivel de daño incluyen el alcance, tipo y daño específicos del evento. También, pueden proveer información relevante y actualizada específica sobre infraestructuras críticas, sistemas de transporte, logística de reconstrucción y asistencia, edificios gubernamentales y comunitarios, exposición a agentes peligrosos, poblaciones desplazadas, etc.
  • Novedades sobre la situación/mapas de monitoreo del evento: Los mapas de Impacto/Delineación/Nivel de daño/Posteriores al acontecimiento se pueden actualizar para proporcionar una evaluación del progreso del alcance e impacto del acontecimiento.

En varias de las distintas etapas de la respuesta de emergencia, estos productos resultan de gran importancia especialmente en las horas y días posteriores al acontecimiento. En todas las etapas del ciclo del desastre, la información actualizada y la comunicación son de máxima importancia para lograr acciones y planes efectivos. En la fase previa al desastre, las imágenes satelitales pueden contribuir a una alerta y evaluación de riesgo temprana, y para determinar el daño y coordinar la asistencia en la fase posterior al desastre.  Las imágenes previas al evento pueden proporcionar mapas base que muestren rutas, estructuras, escuelas, hospitales y otras estructuras importantes.

Por medio de una combinación de mandatos, directivas y coordinación de respuesta humanitaria, las agencias espaciales y empresas privadas satelitales pueden dar a conocer información relevante sobre una región afectada y, así, permitir que los equipos de respuesta, trabajadores humanitarios e investigadores se familiaricen con la situación y puedan actuar rápida y conscientemente. Las imágenes posteriores al acontecimiento pueden ser la base para campañas crowd-sourced de gran escala de mapeo de daños, teniendo como resultado mapas creados rápidamente por medio de teledetección sobre los efectos del desastre.

Durante la fase de respuesta y recuperación del desastre, solamente los productos de análisis actualizados, precisos y extensos de imágenes pueden ayudar significativamente con la evaluación y el planeamiento. El tiempo de respuesta de la programación, entrega y análisis de imágenes satelitales debe ser de unas horas a algunos días.  Sin embargo, las imágenes se deben procesar, ortorectificar (proceso por el cual las imágenes se amplían y "alisan" para igualar la exactitud espacial del mapa con respecto a la ubicación, elevación e información sensorial) e interpretar para producir data útil apropiada para usuarios sin conocimientos en sistemas satelitales y mapas de situación, informes y estadísticas para la toma de decisiones.  El flujo de trabajo comenzando con el pedido de asistencia a través de la programación de satélites, adquisición de información, análisis y provisión de mapas requiere una serie de pasos complejos, los cuales incluyen la coordinación del direccionamiento de los satélites y las tareas de recepción de data, como así también el procesamiento, corrección y análisis de las mismas.  Esta puede llevar entre un par de horas a varios días dependiendo de la ubicación del satélite y la escala del análisis. Además de conocimiento experto en análisis de imágenes, es igualmente importante la producción de mapas extensivos y fáciles de leer.  Por este motivo, se necesitan sets de información de referencia como los nombres de lugares, red de rutas, ríos, infraestructura crítica e información topográfica.

La interacción con los actores principales en la comunidad de usuarios es sumamente importante igual que el procesamiento y análisis de la información satelital, con el objetivo de asegurar que los productos sean útiles y que la comunicación de los datos sea efectiva. Los sistemas de observación terrestre y la diseminación de la información necesitan estar conectados con aquellos entrenados específicamente en la toma de decisiones, trabajadores en el campo de organizaciones humanitarias y otros agentes a los cuales les pueda resultar útil y puedan obtenerlos en una situación de emergencia. Por ejemplo, en muchas regiones es posible acceder a información compatible con los dispositivos móviles sin necesidad de una conexión a Internet, lo cual es una gran herramienta para aquellos trabajando sobre el terreno.

En los últimos años, el mapeo obtenido por colaboración abierta (crowdsourcing) a través de voluntarios de todo el mundo que se encargan de registrar áreas dañadas, creció por medio de plataformas como Open Street Map y Tomnod, y resultó ser extremadamente útil en situaciones de respuesta de emergencia, aunque todavía presenta algunos fallos.  Una respuesta rápida, remota y digital para emergencias es posible gracias a la alta resolución y alcance de los sensores actuales satelitales y a los equipos de geógrafos, geodestas, geo científicos y voluntarios alrededor del mundo.  Los resultados finales son mapas que muestran el alcance del daño en el área, predicen los riesgos posibles y las zonas prioritarias.

Los cambios en el acceso a los mapas también han tenido influencia en su uso ante una respuesta de desastre. Según la Unión Internacional de Telecomunicaciones, aproximadamente sólo en 25% de la población mundial tiene acceso a Internet, pero más del 70% tiene acceso a los teléfonos móviles.  Por lo cual el uso de tecnologías móviles para acceder a productos cartográficos tiene mayores ventajas que los sistemas tradicionales de computación.

 2.1 Organizaciones involucradas en respuesta de emergencia satelital:

Distintos mecanismos internacionales de emergencia se pueden activar en caso de un desastre, como la Carta Internacional ‘Espacio y Grandes Desastres’. La Carta Internacional permite que mecanismos funcionales globales coordinen la distribución de múltiples satélites y sistemas de archivo en un corto plazo.   En el 2000, comenzó como una colaboración entre tres agencias espaciales, las cuales se unieron con el fin de proporcionar imágenes satelitales a los estados miembros de la ONU en tiempos de crisis, actualmente el grupo cuenta con 15 miembros. La Carta facilita imágenes satelitales a naciones que la precisan después de eventos repentinos de gran magnitud con un alto impacto en la población, infraestructura y medioambiente. Las 24 horas del día de los 7 días de la semana se pueden activar sus recursos por medio de un único punto de acceso, por el cual las agencias espaciales dan prioridad a la distribución de satélites y organizan la producción de mapas para el área afectada por el desastre. Entre 2000 y 2014, la Carta se activó 443 veces. La iniciativa de Acceso Universal de la Carta le permite a cualquier autoridad nacional de administración de desastre ser un Usuario Autorizado de la Carta, y enviar pedidos a la Carta para la respuesta de emergencia. El único prerrequisito para las autoridades nacionales de administración de desastres para ser usuarios autorizados es la capacidad para descargar y utilizar mapas, y a su vez enviar el pedido de activación en inglés.

El Servicio Cartográfico en caso de Emergencias Copernicus es un servicio 24/7 perteneciente a la Comisión Europea que proporciona productos estandarizados tales como mapas de referencia, de delineación y de clasificación. Cuenta con dos modos de activación: el modo rápido de mapeo y el modo de riesgo y rehabilitación. El SCE tuvo 135 activaciones en total desde su lanzamiento en abril del 2012. Las agencias de protecciones civiles de Estados miembros junto con servicios europeos y agencias de la ONU por medio de la DG Protección Civil y Operaciones de Ayuda Humanitaria Europeas (DG ECHO) son los encargados de recibir las activaciones.  Al actuar rápidamente, estos servicios cartográficos pueden proveer información geo-espacial para auxiliar actividades de administración de desastres en un corto período, y proporcionar una visión de la situación de referencia sobre el terreno, como la topografía y la hidrología del área. Además, puede ayudar a delinear el daño del desastre, como por ejemplo el alcance de una corriente de lava o áreas incendiadas o inundadas. El tifón en Filipinas en el año 2013 es un ejemplo de uso, donde las medidas de prealerta basadas en el Sistema Global de Coordinación y Alerta ante Desastres permitieron la predicción de la trayectoria del tifón y la distribución temprana de los satélites.  Mapas de referencia, delineación y clasificación de daños se confeccionaron para llevar a cabo la respuesta de emergencia.

El Centro Aeroespacial Alemán (DLR) creó un Centro de Información Satelital para el manejo de Crisis (ZKI) con el objetivo de facilitar el uso de recursos de observación terrestre para establecer una respuesta nacional e internacional ante situaciones de desastre, asistencia humanitaria y cuestiones de seguridad civil.  El DLR y ZKI trabajan a la par de autoridades públicas, ONGs, operadores satelitales y otras agencias espaciales. ZKI desarrolla servicios de teleobservación remota adaptados a necesidades específicas.

OpenStreetMap es un proyecto que tiene como objetivo la confección gratuita y abierta de mapas globales, creados exclusivamente por voluntarios a través del trazado con sistemas de GPS, digitalización de imágenes aéreas y recolección de fuentes públicas de información geográfica. La información en OpenStreetMap puede reforzar los mapas base para asistir en respuestas ante situaciones de desastre y crisis, y a su vez, pone en evidencia los avances y aportes de la participación colectiva (crowdsourcing) para la respuesta de emergencia.  El equipo del OpenStreetMap Humanitario (HOT OSM) se ocupa específicamente de situaciones humanitarias y respuesta de emergencia, la gran mayoría de sus actividades se realizan de manera remota.  Ante un evento, el primer paso es buscar información existente e imágenes satelitales disponibles, seguido por la creación de mapa a cargo de voluntarios para garantizar que las necesidades de las organizaciones involucradas en la respuesta de emergencia se satisfagan.

El Centro de Desastres del Pacífico (PDC) es una organización que utiliza toma de decisiones basadas en evidencia con el objetivo de promover conceptos y estrategias para la reducción de riesgo de desastres.  El centro ofrece información sobre agentes peligrosos y preparación, e integra estadísticas socioeconómicas con imágenes satelitales para conocer y entender mejor el panorama en áreas afectadas por desastres.

Todas las organizaciones e iniciativas mencionadas anteriormente son solo algunos ejemplos. Una diversa cantidad de organizaciones involucradas en teleobservación remota y mapeo satelital surgieron en los últimos años, tanto desde el sector público como privado y no gubernamentales, aunque sin coordinación podría desembocar en un exceso de información y una multiplicación de esfuerzos innecesaria en situaciones de desastre, generando una reducción en la eficacia de la respuesta satelital de emergencia.  Para evitar este inconveniente, el Grupo de Trabajo Internacional de Cartografía Satelital de Emergencia (IWG-SEM) se fundó en 2011 para mejorar la cooperación internacional con respecto a la cartografía satelital de emergencia. Su misión es "establecer las mejores prácticas entre programas operacionales de cartografía satelital de emergencia, promover la comunicación y colaboración, contribuir con la definición de pautas con respecto a la cartografía de emergencia, fortalecer el intercambio de conocimientos y recursos, y revisar estándares técnicos relevantes como también los protocolos.  Trabajar junto con organizaciones adecuadas para definir estándares profesionales de cartografía de emergencia." En mayo del 2015, la Oficina de Naciones Unidas para Asuntos del Espacio Exterior (UNOOSA) asumió la presidencia oficial de IWG-SEM, posición de carácter rotativo anual. De esta manera, la convergencia de procedimientos cartográficos y el contenido temático proveniente de distintos equipos de producción puede lograr uniformidad, especialmente en fases tempranas de la respuesta ante un desastre.  Al posibilitar un intercambio claro, fusión y control de calidad de cada fragmento de información/datos generados por más de una Organización de Cartografía de Emergencia, se puede llegar al objetivo final de mejorar la coordinación y eficacia entre las distintas comunidades dispuestas a participar.  Las reglas generales determinan que inmediatamente después del pedido de necesidad de un mapa de emergencia (por ejemplo, realizado por un Usuario Autorizado de la Carta Internacional), se pone en marcha un proceso de intercambio de información entre las organizaciones SEM. Se define un Área de Interés (AOI) donde se necesita el mayor flujo de información y se disponen los satélites hacia esa área.   La información sobre las actividades, incluyendo enlaces a archivos de mapas y fragmentos de información, se comparte a través de GeoRSS, una fuente web de ubicación encriptada que describe canales de contenido, capaz de ser integrada a distintos tipos de software.  La IWG-SEM publicó especificaciones técnicas para las fuentes de GeoRSS. Y gracias a esto, los miembros de la organización pueden actualmente transmitir en las fuentes GeoRSS. Se pueden visualizar en un recopilador de contenidos como el que brinda Copernicus (enlace al recopilador).

Durante la fase de producción de mapas, la información se comparte sobre el área de cobertura, el contenido del mapa y la meta data sobre los satélites que se utilizan. Esta información es útil para la coordinación de actividades de las organizaciones SEM. Durante la fase de entrega de datos, la geo-información se suministra por medio de los portales web de las organizaciones SEM, con las suscripciones establecidas en alertas automáticas para productos de datos nuevos. Después del desastre, las organizaciones debaten sobre las experiencias adquiridas del evento y se benefician del feedback de los usuarios con el objetivo de mejorar sus procedimientos para futuros desastres.

2.2 Respuesta de emergencia para distintas catástrofes por medio de imágenes SAR, termales y ópticas:

Se requiere distintos tipos de imágenes satelitales y técnicas de análisis para cada tipo de desastre; los datos más importantes para la respuesta de emergencia son los datos ópticos, imágenes termales y sistemas de radares de apertura sintética.  Las imágenes ópticas tienen un papel importante en cuanto a la administración de desastre como en el planeamiento de logística de acciones de ayuda sobre el terreno inmediatamente después del acontecimiento.  Una de las grandes ventajas de este tipo de imágenes es que pueden ser interpretadas de manera intuitiva por aquellos que no son expertos en la materia.

Las imágenes termicas son una gran herramienta para crear mapas de focos de incendio causados por incendios forestales. Los sistemas de detección de incendios forestales que emplean datos obtenidos del Radiómetro Avanzado de muy Alta Resolución (AVHRR) se desarrollaron en Canadá y Finlandia, entre otros países. La información satelital termal puede aportar información sobre el alcance y el número de incendios en tiempo real gracias a los sensores de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA). El AVHRR y el Espectrorradiómetro de Imágenes de Media Resolución (MODIS) son sensibles a incendios mucho más pequeños que su resolución espacial. El sensor MODIS es también significativamente útil para el control de inundaciones de gran envergadura.

Los sistemas del Radar de Apertura Sintética (SAR) a bordo de satélites como el ERS, Radarsta, Terra SAR-X o Sentinel-1 son una herramienta de gran valor para la cartografía de rápida respuesta y tareas de análisis ya que su longitud de onda les permite recolectar imágenes a través de la nubosidad.  Aunque las imágenes radares son menos intuitivas en términos de interpretación para aquellos que no son especialistas en el tema, son sumamente útiles tanto como para inundaciones, derrames de petróleo, desprendimientos de tierra y terremotos, como también para el análisis en conjunto de imágenes post evento con aquellas previas al mismo para determinar cambios, interferometría de coherencia o medidas de desplazamiento.  Durante un ciclón tropical o un tifón, generalmente las inundaciones se producen bajo nubosidad, lo cual puede afectar extensas áreas, pero los datos de los radares satelitales permiten confeccionar mapas de las zonas inundadas independientemente de las condiciones climáticas o la luz del día. Las imágenes radares del satélite COSMO-Skymed también pueden detectar estructuras dañadas, mientras que otros radares satelitales, como el Sentinel-1, pueden detectar deformaciones terrestres producidas por terremotos y desprendimientos. Para respuestas de emergencia ante un desastre, el acceso a información precisa de elevación topográfica del área afectada es de suma importancia. Los Modelos Digitales de Terreno (DEMs) obtenidos por interferometría son una herramienta de gran valor para el procesamiento de imágenes y creación de mapas.

Muchos eventos o agentes peligrosos pueden ocurrir en conjunto, como un desprendimiento de terreno en áreas montañosas inducido por un terremoto y desastres tecnológicos inducidos por eventos naturales. Para actuar ante esta situación, es necesario el uso de información óptica de alta resolución junto con detección de cambios por medio de radares para evaluar el nivel de daño. En el caso de tsunamis devastadores, el riesgo de un desastre tecnológico es sumamente alto debido a las grandes áreas afectadas. Generalmente, para responder a este evento se precisan muchos tipos distintos de datos e imágenes con el fin de crear mapas de detección del área inundada y de evaluación de daños.

3.  ¿Cómo puedo acceder a la información de respuesta de emergencia?

Existe una gran cantidad de información disponible para la respuesta de emergencia; saber cómo encontrarla y cómo acceder a ella rápidamente en el caso de un desastre es primordial para llevar a cabo la respuesta de emergencia.

  • La sección de apoyo ante la emergencia de ONU-SPIDER compila toda la información disponible sobre respuesta ante desastres a solicitud del país afectado (enlace a las compilaciones de datos para apoyo ante emergencia).
  • En la sección Enlaces y Recursos del Portal de Conocimientos de ONU-SPIDER, se puede encontrar rápidamente fuentes útiles de información para la respuesta de emergencia, aplicando los filtros "respuesta, rehabilitación" bajo "Fase Ciclo de Desastre” es posible aplicar más filtros, como "tipo de agente peligroso". (enlace a la información)
  • Por otra parte, la sección de enlaces y recursos contiene enlaces al software de teleobservación remota y de Sistemas de Información Geográfica (GIS), además de distintas plataformas de crowdsourcing (enlace a Ushaidi, enlace a Crowdmap, enlace a OMS, enlace a Digital Globe's Tomnod platform).
  • La comunidad espacial ha puesto en marcha varios mecanismos globales y regionales de emergencia para respaldar operaciones de respuesta ante un desastre por medio del uso de imágenes satelitales. Los usuarios de este tipo de información se pueden beneficiar considerablemente del conocimiento de los marcos organizativos de estos mecanismos y sus procedimientos de activación. (enlace a información general sobre mecanismos y organizaciones disponibles de emergencia involucrados en este área).
  • El Servicio Geológico de los EE.UU. (USGS) junto con el Explorador de Sistemas de Distribución de Datos Sobre Agentes Peligrosos (HDDS) proporcionan acceso simple y personalizado a conjuntos de datos seleccionados para desastres específicos. El Explorador HDDS (Sistema de distribución de datos de agentes peligrosos) es una interfaz web exclusiva que permite buscar imágenes satelitales y aéreas como también documentos diseñados con el fin de asistir en la respuesta ante desastres naturales y hechos por el hombre.  El HDDS contiene imágenes adquiridas como consecuencia de un desastre y, además, imágenes de la misma región previas al acontecimiento. La base de datos es abierta a todo público que desea buscar información y explorar los metadatos, previsualizaciones y footprints de todos los conjuntos de datos.  Las imágenes gratis disponibles del área respectiva del desastre, por ejemplo, imágenes Landsat o MODIS, pueden ser descargadas fácilmente por usuarios registrados. El acceso a datos restringidos como Geoeye, Ikonos, Quickbird, Radarsta, Rapideye, TerraSAR-X y Worldview es concedido si el usuario tiene una razón justificable para acceder a la información. En la nueva versión del HDDS, es posible crear un Servicio Cartográfico Web (WMS) personalizado que estará disponible después de dos semanas, lo cual es una gran herramienta para usuarios sin acceso a conjunto de datos restringidos. Es una forma fácil de obtener imágenes con licencia en tu herramienta cartográfica en línea o aplicación de software GIS.  Documentación detallada con explicaciones paso a paso de todas las funciones del explorador HDDS del Servicio Geológico de los EE.UU. se puede encontrar aquí. (enlace a la documentación).

4.  ¿Cómo se utiliza la información satelital ante una respuesta de emergencia?

4.1 Uso de la información satelital en la respuesta de emergencia

En el caso de un desastre, el acceso inmediato a información relevante puede salvar vidas. Las imágenes satelitales ofrecen una fuente invaluable de información. Los datos también se pueden aplicar a situaciones humanitarias, desastres hechos por el hombre y epidemias. La epidemia de Ébola en el oeste de África es un ejemplo de datos satelitales aplicados para la respuesta de emergencia.  La Organización Mundial de la Salud declaró la emergencia de salud internacional ante la epidemia en agosto del 2014, donde miles de personas perdieron la vida en Liberia, Sierra Leona y Guinea a causa de la enfermedad. La falta de conocimiento de la enfermedad y cómo se propagaba junto con la descoordinación de la respuesta internacional se mencionaron como algunos de los factores que desembocaron en una epidemia de tal magnitud. Los datos satelitales se utilizaron para identificar las ubicaciones de centros de atención en África del Oeste y para crear nuevos centros, y toda la información estuvo disponible gracias a la Carta Internacional para respuesta ante desastres. Mapas de referencia de superficie terrestre se combinaron información de censo para ayudar a planear y asistir operaciones logísticas.

A través del seguimiento de parámetros que pueden estar vinculados con vectores epidemiológicos como la superficie terrestre, cuerpos de agua, patrones de viento y polvo, los datos satelitales pueden contribuir a identificar áreas propensas a la aparición y propagación de epidemias.  En el caso del Ébola, los satélites ayudaron a identificar áreas donde posiblemente se produjo el primer contacto con el virus, como por ejemplo asentamientos rurales aislados rodeados de bosques tropicales densos y plantaciones de palma aceitera, los cuales generalmente atraen murciélagos frugívoros, el principal vector propagador del virus.

Extracto del atlas del Programa sobre aplicaciones operacionales de satélite (UNOSAT) del Instituto de las Naciones Unidas para Formación Profesional e Investigaciones (UNITAR) que presenta las ubicaciones de los centros de salud para tratar Ébola en el oeste de África actualmente disponibles y previstos para el futuro.

4.2 Respuesta de emergencia a través de colaboración abierta 

Como se indica en la Sección 2, el crowdsourcing se presenta como un enfoque innovativo en la administración de desastres, el cual utiliza datos satelitales y cartógrafos voluntarios de todas partes del mundo con el fin de proporcionar información y análisis en tiempo real en respuesta a desastres naturales.  Un ejemplo de esta estrategia es el terremoto que tuvo lugar en Haití en 2010. Generalmente, se menciona a este evento como un antes y un después en el uso de crowdsourcing, donde se pudo apreciar todo su potencial en la respuesta de emergencia y se adquirieron experiencias importantes.

Dado que el terremoto en Haití en 12 de enero de 2012 fue de una magnitud de 7.0, la necesidad de mapas de emergencia era urgente. Los socorristas tenían que saber dónde se encontraban aquellos con mayor necesidad de asistencia y cómo lograr que esa ayuda llegue hacia ellos.  Teniendo en cuenta la urgencia de las operaciones de socorro, la capacidad de recopilar datos y procesar mapas por medio del crowdsourcing fue particularmente importante. Voluntarios de todas partes del mundo descargaron imágenes satelitales para delinear y registrar el contorno de calles, edificios y otros lugares de interés.  Un problema importante que surgió durante las iniciativas para mejorar el alcance de mapas creados por usuarios en Haití fue la superposición de esfuerzos y barreras para combinar conjuntos de datos generados con aplicaciones distintas.

La capacidad de los voluntarios para ayudar con la respuesta de emergencia por medio de mapas y otros análisis espaciales creció significativamente junto con el desarrollo de servicios cartográficos en línea.  Aunque todavía existen inquietudes sobre la precisión de los mapas confeccionados por personas no expertas en la materia, se están desarrollando sistemas de control de calidad, y la información geográfica producida rápidamente en una situación de desastre generada a través del crowdsourcing con los controles correspondientes es probable que sea igual en corto plazo que otros servicios cartográficos más tradicionales. Durante las actividades de socorro en Haití y en otros eventos más recientes, la respuesta ante el desastre por medio del crowdsourcing tuvo un papel fundamental, pero sólo para complementar los esfuerzos y no sustituir las fuentes tradicionales de información geoespacial.

 

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.